• Ricardo Tanco

La curación como herramienta de formación

Actualizado: abr 11

Cuando pensamos en el desarrollo de contenido para apoyar la formación o capacitación en nuestras organizaciones, nos llenamos de dudas sobre su proceso de desarrollo, la inversión necesaria, la pertinencia y oportunidad.


Conocemos por estudios, que muchas organizaciones a nivel mundial ya tienen implementadas estrategias de curación de contenido para el aprendizaje como una alternativa o complemento al desarrollo interno de contenido.


Esto es algo obvio, en un mundo de conocimiento, la información que necesitamos para apoyar procesos de aprendizaje y consulta probablemente ya existe y esté disponible para nuestro uso.


Un proceso de curación bien ejecutado puede ahorrar valiosos recursos a las organizaciones, pero también proveer de contenido relevante y de calidad de forma oportuna y permanente.


¿Pero qué es curación de contenido para el aprendizaje?


Es el proceso para identificar información relevante y de calidad, organizarla y contextualizarla para que soporte un proceso de aprendizaje o consulta para una audiencia específica.


La curación de contenido tiene tanto de arte como de ciencia, pero tiene varios pasos a tener en cuenta:


1. Identifica la temática o requerimiento, para esto define las competencias que vas a fortalecer en tu grupo poblacional y los comportamientos asociados u objetivos que se van a cumplir al consultar el material.

2. Identifica y selecciona las posibles fuentes de información que puede servir como material de consulta o de cierre de brechas formativas.

3. Analiza y filtra el contenido seleccionado de acuerdo con la relevancia y la fuente.

4. Contextualiza los materiales, es decir agrégales información que le permita al estudiante comprender como el contenido puede ayudarlo en su proceso formativo.

5. Organiza el material de acuerdo con el objetivo o requerimiento formativo identificado.

6. Busca retroalimentación frente a los contenidos curados.


Para tener en cuenta dentro de un proceso de curación:


1. Pregúntate: ¿La fuente de la información es confiable? Trate de acceder a fuentes confiables de industria, gobierno, expertos reconocidos, entidades de educación, entre otros.

2. En la mayoría de los casos, citar, un link o procura embeber el contenido, esta práctica no va en contra de derechos de autor. Cuando sea posible cita la fuente, evita descargar o copiar los contenidos.

3. Hay mucho contenido en inglés u otros idiomas que con herramientas de traducción automática disponibles en algunos navegadores modernos, pueden hacer accesible el contenido.

4. Al realizar la búsqueda pide recomendaciones a usuarios y expertos sobre fuentes y materiales.


En conclusión, un proceso de curación apoya un proceso de aprendizaje continuo, de calidad, relevante y oportuno, que también genera un ahorro de tiempo asociado a las búsquedas de contenido relevantes que hacen los colaboradores para su trabajo.

En CLAP puedes, a partir de videos, presentaciones y links curados, crear cursos y comunidades de práctica. Pregúntanos como.



16 vistas
 

Celular o Whatsapp +57 3172415837

©2020 por Hemisferio D - CLAP